Tolerancia a los ácidos

La tolerancia al ácido de un deportista favorece la capacidad de continuar la contracción muscular durante un cierto período de tiempo a pesar de la sobreacidificación de los músculos. Por lo tanto, la tolerancia al ácido desempeña un papel nada desdeñable en el rendimiento de la resistencia anaeróbica.

Desde el punto de vista bioquímico, se sabe que existen diferencias individuales y que hay una cierta capacidad de entrenamiento de la tolerancia al ácido. Además del aspecto bioquímico de esta capacidad, el aspecto psicológico también desempeña un papel importante. Esto significa mantener el trabajo muscular a pesar de una fuerte sensación de dolor en los músculos que se utilizan. Cuando se liberan endorfinas, se liberan las propias sustancias del cuerpo que bloquean el dolor, lo que favorece aún más esta supresión psicológica del dolor (Neumann, 1998 y Zintl 1997).

Compartir esta entrada